Galería

Esclavizan’ a chinos por iPhone 5


20120912-004641.jpg
Gracias a un vacío en el código laboral chino, es posible emplear sin contrato a jóvenes de entre 16 y 22 años.
El esperado iPhone 5 de Apple, que será oficialmente presentado mañana, inundará los mercados globales según el calendario previsto gracias a los “trabajos forzados” de miles de estudiantes chinos matriculados en escuelas de formación profesional, según denuncias de varias organizaciones laborales.

Las quejas señalan que miles de jóvenes han sido coaccionados en los últimos meses para trabajar en las fábricas de Foxconn Technology Company, el gigante taiwanés que, con sus 1.2 millones de obreros, se encarga de montar los productos de la empresa californiana en tiempo récord y a un precio imbatible.

Mandar estudiantes a la cadena de montaje, algo que se viene denunciando desde 2010, ocurre porque los fabricantes cada vez encuentran más dificultades para mantener los bajos salarios y la flexibilidad extrema a la que se prestaban los obreros chinos hace una década.

Y el problema se agrava cuando entra un pedido masivo y urgente, como por ejemplo, la producción del iPhone 5.

Ante ello, la mano de obra estudiantil es una alternativa eficaz. Se trata de jóvenes de entre 16 y 22 años a los que, gracias a un vacío en el código laboral chino, es posible emplear sin contrato, por menos de 200 euros al mes, con turnos más largos y en condiciones más precarias que el resto.

Algunas autoridades locales acceden a cooperar con Foxconn para reclutarlos a la fuerza, ya que la prosperidad de la región depende de los buenos resultados de la compañía.

Es el caso de lugares como Huaian, ciudad situada en la provincia costera de Jiangsu, donde las escuelas técnicas empezaron esta semana a mandar de vuelta a las aulas a sus alumnos, después de varias semanas sin ir a clase y trabajando de sol a sol para terminar a tiempo piezas del iPhone 5.

Según el informe “Los Estudiantes Raptados”, un trabajo elaborado de manera conjunta por varias universidades chinas, aquéllos que se niegan a trabajar son suspendidos, pierden la matrícula y se les priva de la graduación.

Algunas de estas instituciones educativas envían incluso a los profesores a las plantas de ensamblaje para poner orden y disciplina entre sus alumnos.

“Creemos que este tipo de prácticas son una vergüenza y un tipo de trabajo forzado e involuntario. (Los estudiantes) deberían hacer prácticas en cosas relacionadas con sus carreras y que puedan beneficiar su formación y no los resultados de una empresa privada”, denunció esta semana en la prensa local Debby Chan, portavoz de SACOM, una organización de profesores y alumnos de Hong Kong.

Desde Foxconn, empresa cuyas condiciones laborales han provocado infinidad de escándalos en los últimos años, se defienden asegurando que los estudiantes sólo constituyen un 2.7 por ciento de su plantilla y que no han incumplido ninguna ley.

“Tenemos un programa de prácticas de corta duración que se lleva en cooperación con varias escuelas de formación profesional en China. (Los alumnos) son libres de abandonar el programa cuando quieran”, dijeron en un comunicado.

Anuncios

Danos tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s